Nov 19

Receta de pollo al horno al estilo americano

Hoy he preparado una comida de acción de gracias en casa y que mejor plato principal que un pollo de corral al horno. ¿Por qué no un pavo? Pues porque no conseguí encontrar un pavo entero a tiempo, y porque al ser pocos con un pollo de los grandes nos llegaba y hasta ha sobrado. He comprado en Ulabox un pollo de corral de más de 3Kgs que en limpio seguía pasando ampliamente de los 2Kgs, de él hemos comido 4 personas y ha sobrado para comer al día siguiente.

Receta de Pollo al horno

A la hora de preparar un animal tan grande como puede ser un pollo de corral o un pavo es importante una buena maceración previa, tanto para aportar sabor como jugosidad, ya que sino al prepararlo asado es imposible que, por mucho relleno que le pongamos, partes como las pechugas queden sabrosas.

He seguido la receta americana de maceración y cocción, así como las salsas que preparan para acompañar el pavo tradicional de acción de gracias.

Empezaré por la maceración del pollo/pavo.

Ingredientes:

Pollo o pavo entero y limpio

1 taza de sal marina (la gruesa)

½ taza de azúcar

½ taza de mezcla de especies: comino, clavo, romero, pimienta en grano…

Piel de un limón

4 ajos

Agua

Cogemos en una cazuela grande (ha de caber dentro el animal pero ha de ser suficientemente pequeña para poderla meter en la nevera). En ella ponemos un litro de agua aproximadamente y todos los demás ingredientes: la sal, el azúcar, la piel del limón, los ajos machacados  y las especies. El comino y el clavo pueden ser tanto en grano como en polvo, lo que tengas más a mano.

Ponemos la cazuela a fuego medio y vamos removiendo hasta observar que todo se ha deshecho y desprende un agradable olor a especies. Un poco antes de empezar a hervir seguramente ya no quedará presencia de la sal ni el azúcar.

Ahora es el momento de enfriar el agua, añadiendo unos 2 litros más. Quedará templada pero lo suficientemente fría para que podamos meter las manos dentro sin que moleste el calor.

Ahora se pone el pollo (o pavo) dentro de la cazuela, con las pechugas hacia abajo para que se impregnen mejor. Hay que mirar si el nivel del agua es suficiente para cubrirlo bien, en caso negativo añadimos más agua hasta asegurarnos que todo queda bien cubierto. Para evitar que flotase yo le he puesto una tapa de una cazuela más pequeña encima, así con su peso el pollo queda completamente cubierto.

Receta de pollo al horno

Tenemos que dejarlo reposar dentro de la nevera, un mínimo de 4 horas, pero yo recomendaría dejarlo así la noche anterior.

Preparación del pollo al horno estilo americano:

Ingredientes:

Pollo macerado

2 ramas de apio

1 cebolla

1 manzana

AOVE

Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

Sacamos el pollo de la cazuela donde ha estado macerando y lo escurrimos y secamos bien con papel de cocina. Buscamos una bandeja en la que quepa bien y lo colocamos, con las pechugas hacia arriba intentando que quede en una postura estable. Con cordel de cocina (o hilo de coser blanco) atamos las patas de manera que queden las puntas tocándose delante del agujero de las tripas.

Receta de Pollo al horno

Cortamos en trocitos tanto la manzana como la cebolla y el apio y lo introducimos a modo de relleno en el pollo, asegurándonos que queda bien a presión y no se sale solo.

Le ponemos unas gotas de aceite por encima de la piel y lo acariciamos de manera que quede repartido uniformemente por la piel.

Ahora metemos la bandeja al horno, a una altura un poco debajo de la mitad, en mi caso en la 2ª rendija de 5. De modo que el pollo no quede demasiado cerca de la fuente de calor superior. Seguimos dejando el horno a 180º. Un pollo de este tamaño (3 kgs en bruto) necesita algo menos de 3 horas a esta temperatura. Si utilizas pavo que en Navidad es más fácil de encontrar, te diré que aproximadamente 5 Kgs serían 3 horas y media y si fuese de 7 Kgs  unas 4h.

Cuando veamos que la piel empieza a estar suficientemente dorada, lo cubrimos con papel de plata hasta que lo saquemos cuando pase el tiempo.

Receta de Pollo al horno

Ahora vamos a ponernos con la salsa del pollo, o lo que los americanos llaman Gravy.

Es una salsa de verduras a la que se le añade todos los jugos que desprende el pollo durante la cocción, que son principalmente liquido del adobo y jugos del relleno. Queda con un sabor increíble que en casa ha encantado a todos.

Ingredientes:

2 ramas de apio

½ puerro

1 zanahoria grande

100 ml de vino

200 ml de caldo de pollo (o agua y una pastilla de avecrem)

1 cucharada sopera de harina

El jugo que desprende el pollo en el horno.

½ cucharadita de tomillo

Aceite

Preparación:

Troceamos las verduras y las ponemos en un cazo o cazuela pequeña junto con el tomillo a fuego lento con un par de cucharaditas de aceite. Tenemos que ir removiendo evitando que se peguen pero dejando que se cocinen lentamente. Cuando ya están completamente pochadas, salpimentamos y añadimos la harina, removiendo bien y dejando que se cocine durante un par de minutos antes de añadir el vino y el caldo de pollo. Ahora removemos bien para que no queden grumos y lo dejamos cocinar a fuego lento revisando que no se nos pegue.

Es el momento de añadir el líquido que ha desprendido el pollo, lo ideal sería esperar que haya acabado de cocinarse, pero para evitar perder mucho tiempo antes del emplatado yo lo he sacado del horno pasadas las 2 horas de cocción y he retirado todos los jugos añadiéndolos directamente a la cazuela de la salsa.

Una vez hemos añadido todos los ingredientes es el momento de probar la salsa y asegurarnos si hace falta rectificar de sal, y ver la textura que tiene por si necesita espesar un poco más.

En este momento yo la he triturado con la batidora de mano para que quedase una salsa cremosa y sin tropezones que no gusten a las niñas. Ya está listo para servir caliente en una salsera!

Otra de las salsas que siempre acompañan al pavo en acción de gracias, es la salsa de arandanos que es una especie de mermelada casera que ayuda a realzar los sabores de la carne, y se parece mucho a la salsa de arándanos que podemos encontrar en el restaurante de Ikea acompañando a las famosas albóndigas suecas.

Para preparar la salsa de arándanos necesitamos:

1 taza de arándanos frescos (si son rojos mejor, pero yo no los he conseguido)

1 taza de agua

½ taza de azúcar

Preparación:

Como ves se trata de la misma cantidad de agua que de arándanos y la mitad de azúcar. Así que puedes adaptar la receta a la cantidad de arándanos que consigas.

Es tan sencillo como poner todos los ingredientes en un cazo a fuego lento e ir removiendo con una cuchara hasta que los arándanos van reventando y la salsa va espesando, aproximadamente unos 10 minutos. Una vez tiene la textura de una mermelada grumosa ya está lista para servirla en un bol y dejar enfriar.

Receta de salsa de arandanos

Se suele servir fría acompañando a las carnes. ¡¡¡Ahh!! ¡¡¡Y si te sobra no la tires!!! ¡¡¡Para desayunar acompañando unas tostadas queda increíble!!!

Espero que os haya gustado este plato principal de acción de gracias, ¡pero que es perfecto tambíen para Navidad!

Un abrazo,

Mónica

1 ping

  1. […] nosotros nos encanta el pollo en todas sus versiones, ya sea asado estilo americano , la típica receta de pollo al limón que ya preparaban nuestras abuelas, un riquísimo pollo con […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: