Oct 05

Receta de Guiso de Otoño

Hace unos días ví que los hermanos Torres hacían un llamamiento a mandarles nuestras recetas de otoño a través de su programa en RTVE de Torres en la Cocina (sino lo conoces, es muy recomendable si te gusta la cocina, fusionando innovación con cocina clásica) y pensé que era el momento ideal para preparar uno de nuestros platos más otoñales.

Se trata de un guiso a fuego lento en el que se deshacen parte de los ingredientes dejando un sabor increíble: un guiso de carne magra de cerdo, con manzana y calabaza acompañado de un puré de patata y boniato.

Guiso de Otoño

El puré me gusta con ese toque rústico que le deja el machacarlo con una cuchara, en el que se ven algunas hebras de los boniatos, pero si te gusta más refinado no dudes en pasarlo por el pasapurés.

Receta para 4 personas

Ingredientes para el guiso:

  • 500 g de carne magra a tacos
  • 400 g de calabaza
  • 2 manzanas (evitar las ácidas)
  • 1 cebolla grande
  • 100 ml de vino blanco
  • 500 ml de caldo de verduras o de pollo
  • 1 rama de romero
  • AOVE

Ingredientes para el puré:

  • 800 g de boniato (2 boniatos grandes)
  • 800 g de patatas (4 patatas)
  • 1 pizca de nuez moscada
  • AOVE

Preparación

Primero como siempre revisamos la carne, que todos los trozos sean del mismo tamaño y le quitamos la grasa que veamos.

Cortamos la calabaza de un tamaño similar a los tacos de carne.

Empezamos poniendo la cazuela o rustidera a fuego fuerte y añadimos 1 cucharada de AOVE, cuando está caliente añadimos los dados de calabaza y los salteamos para que se doren un poco, los sacamos y los reservamos.

Guiso de Otoño

En el aceite que ha quedado añadimos la carne salpimentada, si vemos que necesita un poco más para evitar que se pegue ponemos unas gotitas más. Entre la carne ponemos la ramita de romero.

Cuando está bien dorada por todos los lados añadimos la cebolla troceada (en este caso la he dejado grandecita porque quiero que se vea pero si lo prefieres puedes cortarla muy pequeña para que acabe desapareciendo), dejamos pochar un poco la cebolla y añadimos las manzanas troceadas en daditos de 1 cm aprox, y rehogamos un poco más, en este paso empezará a desprender un poco de líquido. Añadimos el vino y lo dejamos evaporar un minuto, ahora añadimos el caldo y bajamos el fuego.

Guiso de otoño

Lo dejamos tapado a fuego lento durando aproximadamente una hora, removiendo de vez en cuando, verás que las manzanas se deshacen y la salsa va cogiendo una textura más espesa.

Mientras tanto ponemos en una cazuela a fuego medio las patatas y los boniatos, pelado y troceado todo con un par de dedos de agua y una pizca de sal.

Los boniatos cortarlos en trozos un poco más pequeños que la patata para que se hagan a la vez. Según el tamaño necesitará unos 20-30 minutos en estar todo cocido.

Cuando quedan 10 minutos para apagar la carne añadimos los dados de calabaza, con ese tiempo queda cocinada pero a la vez un pelín crujiente y evitamos que se deshaga.

Una vez tenemos cocidas las patatas y los boniatos escurrimos si vemos que tiene mucho caldo, le añadimos una pizca de nuez moscada, un buen chorro de AOVE y lo chafamos bien, mezclando bien los ingredientes hasta que quede el puré con una textura que te guste.

Al servir acompañamos el puré con la carne y una buena cucharada de salsa de la propia carne.

Espero que os haya gustado este plato, es un plato lleno de vitaminas, sabroso y muy otoñal aunque realmente la carne la podemos preparar en cualquier época del año, para el puré es más complicado conseguir los boniatos (y que sean buenos). Si no te gustan siempre puedes hacer un puré de patatas tradicional, que queda igualmente bien.

Guiso de Otoño

¡No dudes en compartir tus fotos si preparas uno de nuestros platos, nos encantará saberlo!

Un abrazo,

Mónica

Deja un comentario

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: