escalivada crockpot

Receta de escalivada en Crock Pot

Hoy te traigo una receta muy sencilla, que sirve de guarnición para cualquier carne o pescado a la plancha.

Además cada persona suele preferir la escalivada de una forma u otra: fría o caliente, con un poquito de vinagre o sin, con o sin cebolla, con o sin tomate, sin ajo, con poco o mucho…  porque cada persona somos diferentes y las recetas tenemos que adaptarlas siempre a nuestro gusto, no hay una preparación única e inmodificable que tengamos que hacer si o si aunque no nos guste. Yo considero que es importante disfrutar comiendo y para ello en cosas tan simples como esta receta se puede servir en platos diferenciados en función del gusto de los comensales.

escalivada crockpot

En las fotos podrás observar que yo no he puesto cebolla ni tomate, puesto que a mí me gusta únicamente la escalivada de berenjena y pimiento rojo, además me gusta caliente, con lo que cuando voy a servir en la mesa mi ración siempre la recaliento unos segundos al microondas. Además te voy a decir un secreto, no me gusta el vinagre, no lo soporto en ningún plato, en casa solo lo utilizamos para limpiar, para desinfectar y para darle brillo al pelo y repeler los piojos.

La ración que vamos a preparar dependerá mucho del tamaño de tu slow cooker. En mi caso, mi Crock-Pot es de 5’7 litros. Caben perfectamente 3 pimientos rojos y 2 berenjenas grandes.

Ingredientes:

  • Pimientos rojos
  • Berenjenas
  • Cebolla
  • Tomate (opcional)
  • Romero, preferiblemente fresco
  • 1-2 diente de ajo
  • AOVE
  • Sal y pimienta

Preparación:

Primero de todo vamos a empezar pintando con un poco de aceite el interior de nuestra Crock Pot, para ello utilizaremos un pincel, un papel de cocina o nuestros propios dedos para extender una fina cada de aceite y así evitar que se nos pegue la verdura, ya que a esta preparación no le añadiremos nada de líquido.

Lavamos bien las verduras que vayamos a utilizar, y las vamos encajando como si fueran un tetris en nuestra olla, de manera que no queden demasiado apretadas pero que podamos aprovecharla al máximo.

En caso de querer poner cebolla, hay que cortarla en gajos de 1-2 centímetros para igualar el tiempo de cocción a los pimientos o berenjenas. Si pones tomates puedes dejarlos enteros, ya que al tener tanto líquido se cocinan muy rápido.

Ahora ponemos la ramita de romero o en su caso espolvoreamos romero en especie y añadimos por encima de nuestras verduras un chorro de aceite de oliva virgen extra, para que la cocción sea más rápida y darles ese toque de sabor extra que aporta el AOVE.

Yo no añado la sal en este punto ya que la piel de las berenjenas es bastante gorda y no la absorberían, prefiero ponérsela antes de emplatar.

Ahora ponemos la tapa y programamos la olla 4 horas en velocidad alta.

Pasado este tiempo, apagamos y dejamos reposar un rato tapado para que se acaben de cocinar las verduras y así sea más fácil pelarlas sin dejarnos los dedos.

Ahora podemos sacar las verduras a un plato, con cuidado por que estarán tan tiernas que se desharán, y con mucho cuidado vamos pelándolas y quitando la parte del corazón de los pimientos. Yo suelo cortarlas a tiras y ponerlas ya en el plato o fuente de servir.

escalivada crockpot

Normalmente en los restaurantes sirven las verduras claramente separadas unas de otras, pero es completamente personalizable al gusto de cada uno.

Llegado este punto hay varias opciones de acabado. Por un lado, podemos simplemente añadir un chorro de aceite y salpimentar tal y como tenemos las verduras en el plato, que es la opción que más suelo hacer ya que quedan más suaves.

Otra opción sería machacar un diente de ajo (o dos…) y mezclarlo junto con un poco del propio caldo que han desprendido las verduras y añadírselo a nuestra mezcla para que queden más sabrosas.  Que esta es la opción en casa cuando no van a comer las niñas. Ambas opciones suelo servirlas en caliente, ya que yo prefiero la comida bien caliente.

escalivada crockpot

La opción favorita de mi madre es dejar enfriar las verduras, y además del diente de ajo añaden un chorrito  de vinagre. A ellos les gusta a modo de ensalada, directamente de la nevera para acompañar cualquier plato.

Y por último, el líquido que ha quedado en el interior de la olla ¡no lo tires! Puedes utilizarlo para dar sabor a un guiso o para salsa en una pasta. En mi receta de Lagarto con escalivada , aunque era una receta rápida con escalivada comprada, normalmente es con escalivada casera y añado un buen chorro de este líquido, da buena textura y aporta mucho sabor y vitaminas.

Espero que os haya gustado, sobretodo creo que disfrutareis del color y el sabor de este plato. ¡Espero leer vuestros comentarios!

Un abrazo,

Mónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: