Dic 18

Receta de Gambas con Vermut

¿Conoces las gambas al ajillo? Te gustará esta versión: las preparamos con un chorro de vermut añadido a las gambas a la plancha.

Las propiedades de las gambas son muchas, tienen un gran aporte de vitaminas y minerales, y además son bajas en calorías, ¡pero ojo! Las gambas tienen colesterol, ¡las personas que tienen el colesterol muy elevado no pueden chupar las cabezas de las gambas!

Gambas con vermut

Esta receta tiene un sabor muy peculiar, ya que el vermut aunque se evapora deja su aroma. Ya sabes que yo normalmente suelo cocinar con algún vino o cerveza que dejo evaporar bien y me aseguro que no se aprecia el sabor a alcohol antes de darle ese plato a las niñas. En este caso, no es algo que les daría, primero porque aprovecho que no les gustan las gambas para prepararlas más sazonadas de lo que cocino habitualmente, y segundo porque el sabor que queda a vermut es bastante pronunciado.

La ración de gambas que pongamos dependerá mucho del resto de platos que pongamos en el menú, si es un entrante  entre muchos o lo ponemos de plato principal…  En este caso podéis ver 15, ya que eran para 3 personas. Las cabezas las utilicé para un fumet.

Ingredientes para 4 personas

5×4 = 20 gambas grandes

1 diente de ajo

Perejil (a ser posible fresco)

100 ml de vermut (he usado rojo)

AOVE

Sal y pimienta

Preparación:

Primero de todo vamos a preparar el aceite y lo dejamos reposar. Pones en un vaso unos 50ml de aceite, el ajo machacado y el perejil cortado bien pequeñito. En fechas especiales yo preparo un vaso grande multiplicando estas cantidades y lo voy gastando durante varios días.

Ahora es el momento de limpiar los “hilos” de las gambas, asegurándonos que están bien descongeladas si fuera el caso, si queremos podemos retirar las cabezas para alguna otra receta o se las podemos dejar,  a vuestro gusto.

Cogemos una sartén grande y le añadimos 1 cucharada de aceite y la ponemos a calentar.

Cuando está bien caliente echamos las gambas y las salpimentamos generosamente. Cuando les damos la primera vuelta añadimos 1 cucharada del aceite que hemos preparado y removemos bien.

En un momento las gambas empiezan a cambiar de color, es el momento de añadir el vermut y sin bajar el fuego, seguimos removiendo para asegurarnos que se distribuye bien por todo y a la vez que se evapora y reduce.

En 2 minutos tendremos las gambas listas para emplatar, una vez en la bandeja o fuente que las vayamos a servir les ponemos por encima  1 o 2 cucharadas del aceite con ajo y perejil repartiéndolo bien por encima.

Servirlas bien calientes que si se enfrían y las recalentamos luego cuesta mucho más pelarlas.

Gambas con vermut

Espero que os haya gustado. Me encantará ver vuestra versión de las gambas 🙂

Mónica

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: