Jul 21

Albondigas a la jardinera para Crock Pot

Esta es una receta que admite muchas variedades, cada uno puede personalizar los ingredientes a su gusto o en función de las ganas de trabajar o el tiempo disponible, ya que no es lo mismo comprar las albóndigas hechas que hacerlas en casa.

En nuestro caso son compradas, en nuestra carnicería de confianza, y son mixtas cerdo ternera, pero podéis hacerlas de cualquier carne que os apetezca, ya sea mixta o incluso pollo o pavo.

Para preparar las albóndigas necesitáis:

  • 750g de carne picada
  • 3 dientes de ajo
  • 1 huevo XL
  • un trozo de pan duro de unos 3 dedos
  • leche
  • 1 cucharada de perejil, preferiblemente fresco, sino en especie.
  • harina

Empezamos poniendo la carne en un bol que no sea metálico, la salpimentamos al gusto, añadimos los dientes de ajo machacados o contados muy pequeños, el perejil, el huevo y el pan previamente remojado en leche y bien escurrido. Mezclamos bien la carne para que se distribuyan todos los ingredientes. Dejamos reposar la carne unos minutos y empezamos a hacer las bolas. Con esta cantidad deberían salirnos entre 45 y 60 albóndigas, dependiendo de lo generosas que las hagamos. Las enharinamos un poco y las dejamos en la nevera reposando hasta que toque incorporarlas a la receta.

Para preparar la salsa necesitamos:

  • 1 cebolla grande, nosotros preferimos las cebollas frescas
  • 1 diente de ajo
  • 1 lata de guisantes (180gr)
  • 1 lata grande (800gr) de tomates pelados
  • 100 ml de vino blanco
  • 1 chorrito de aceite de oliva, preferiblemente Virgen Extra
  • tomillo, cúrcuma, perejil
  • agua

En esta receta vamos a sofreír en una sartén las verduritas y evaporar el vino unos minutos, nos llevará solo 10-15 minutos extra y a cambio le dará un sabor mucho más pronunciado a nuestro guiso. Pero en caso que no dispongas de ese tiempo (o las ganas) y quieras saltarte este paso tampoco estropeará tu plato, no te preocupes! En ese caso añade todos los ingredientes de la salsa directamente a la olla y mézclalos bien.

Empezamos picando la cebolla. Ponemos una sartén a fuego fuerte con un chorrito de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra), cuando empieza a volverse transparente añadimos el ajo machacado y los guisantes previamente escurridos. Removemos bien y añadimos los tomates de lata troceados, únicamente los tomates, el jugo que los acompaña lo podéis guardar para otra receta. En un par de minutos veréis que la salsa se espesa, así que añadimos el vino que al estar a fuego fuerte se evaporará en cuestión de 3-4 minutos.

Ahora ya podemos añadir el contenido de la sartén a la olla de nuestra CrockPot, salpimentamos, añadimos el perejil, el tomillo y una pizca de cúrcuma (le da un toque de color a nuestro plato y es muy sana). Removemos y programamos 2 horas a temperatura alta.

 

Pasadas las 2 horas añadimos con cuidado las albóndigas directamente de la nevera y cubrimos con agua, removemos suavemente para no deshacer las albóndigas y programamos 2 horas y media a temperatura alta.

 

 

Y ya las tenemos listas para servir acompañadas de lo que más nos guste, unos preferirán un arroz hervido y otros una tortilla de patatas, pero eso ya es una cuestión más personal.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: